19 enero, 2017

Registro obligatorio de mezclas peligrosas comercializadas en España

El Reglamento (CE) nº 1272/2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas (CLP), el cual pasó a ser de total aplicación para las mezclas comercializadas en territorio europeo el pasado 1 de junio de 2015, establece en su artículo 45 la obligación de que cada Estado Miembro designe los organismos responsables de recibir la información pertinente sobre las mezclas peligrosas comercializadas en cada país con la finalidad principal de poder formular medidas preventivas y curativas y la respuesta sanitaria en caso de urgencia.

La información debe ser facilitada por todos los importadores y usuarios intermedios que comercialicen mezclas clasificadas como peligrosas, debido a sus efectos sobre la salud humana o a sus efectos físicos y debe contener, en particular, la composición química de las sustancias presentes en dichas mezclas.

Para dar respuesta a este requerimiento se aprueba en España la ley 8/2010 donde se designa como organismo competente el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses y por la que además se establece el régimen sancionador previsto en los Reglamentos (CE) relativos al registro, a la evaluación, a la autorización y a la restricción de las sustancias y mezclas químicas (REACH) y sobre la clasificación, el etiquetado y el envasado de sustancias y mezclas (CLP).

A partir de la entrada en vigor del CLP el Instituto Nacional de Toxicología habilitó una plataforma web (Sistema de Relación de Empresas) para realizar su entrega, que es además, utilizada como medio de comunicación y recepción de los números de registro asignados a cada mezcla.

A partir de junio de 2017 cualquier mezcla que cumpla los requisitos establecidos en el artículo 45 del CLP deberá ser comunicada y poseer un número de registro antes de su comercialización, con un plazo máximo de respuesta del INTCF entre la comunicación y el alta en el Servicio de Información Toxicológica de tres meses.

Todo esto, a su vez, implica el mantenimiento y actualización constante de los registros, incluyendo actualizaciones de las clasificaciones de peligrosidad de los ingredientes de las mezclas dado que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) constantemente actualiza la información disponible sobre sustancias.

EHS Techniques está ayudando a importantes empresas con el registro de sus productos en el Instituto Nacional de Toxicología. Personal especializado elabora planes a medida de las necesidades de cada cliente para conseguir el cumplimiento de los plazos y requisitos establecidos para la comercialización de toda sustancia o mezcla química en España.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn